• La comunidad escolar se implica para que peluches, juegos y libros lleguen a los niños de la Región más desfavorecidos.
  • Además, las familias realizan en un taller manualidades que se venderán en un mercadillo solidario pro Fundación Vicente Ferrer.

Murcia

Una ola de solidaridad ha inundado durante estos días las instalaciones del colegio El Limonar International School Murcia. La comunidad escolar, acostumbrada a responder puntualmente a todos los llamamientos y peticiones de implicación con los colectivos desfavorecidos, no ha faltado a su cita por Navidad y ha desbordado todas las previsiones con la donación de grandes cantidades de juguetes que ya han sido entregados a Cáritas para su reparto entre los niños de la Región de Murcia que más lo necesitan.

Peluches, juegos didácticos, puzles y libros, especialmente cuentos, han sido los artículos que los alumnos y familias de ELIS Murcia han aportado a una causa que no sólo tiene como fin proporcionar regalos en unas fechas tan señaladas, sino también contribuir a la formación y el desarrollo de sus alumnos.

La aportación, que ha sido promovida desde el equipo de Infantil y Primaria, ha sido complementada con la realización de distintos talleres en los que sus familias han podido realizar manualidades que serán vendidas en un mercadillo solidario pro Fundación Vicente Ferrer con el objetivo de recaudar fondos para esta ONG. Una iniciativa que además ha tenido un alto componente de concienciación por el respeto al medioambiente, puesto que se basaba en el reciclaje de juguetes ya usados, pero en perfecto estado de uso. “Como Escuela Sostenible creemos que es importante esta campaña para que aquellos juguetes que nuestros niños ya han disfrutado pasen a otros más necesitados. No solo es importante para inculcarles valores solidarios y de conciencia de otras realidades, sino que, además, darles otra vida contribuye al cuidado del medio ambiente”, asegura Jaione Mendoza, coordinadora de Infantil.

Particularmente llamativa ha sido la actitud mostrada por los alumnos más pequeños, que cada mañana han llegado con su bolsa de juguetes dispuestos a entregarla en el punto de recogida llenos de predisposición y gestos de generosidad. “Estamos seguros de con estas iniciativas estamos contribuyendo a formar ciudadanos empáticos y solidarios en una sociedad global”, señalan desde ELIS Murcia.

Por su parte, desde Cáritas su responsable de Programas de Infancia y Familia, Anabel Giménez, declara satisfecha que “todas estas donaciones van destinadas a un taller de juguetes donde trabajan mujeres en riesgo de exclusión social, ayudando a clasificar los regalos para ser repartidos a familias vulnerables de la Región según la edad de sus hijos.”